Cierre parcial del Gobierno” trae como consecuencia la suspensión de miles de audiencias

Audiencias fueron canceladas por cierre parcial del gobierno

La decisión tomada por el presidente Donald Trump de cerrar parcialmente la frontera, se realizó entre el 22 de diciembre del pasado año y el 26 de enero.

Luego que rechazara un proyecto de Ley de Presupuesto de lo que restaba para el año fiscal 2019, porque el congreso no le concedió los $5.700 millones que requería para edificar la muralla en la frontera con México.

El cierre parcial del gobierno ordenado por Donald Trump causó la cancelación de 100.000 audiencias en los juzgados de inmigración por lo que están siendo reprogramadas nuevamente. Los afectados por esta situación, tendrán que esperar cierto tiempo para que un juez decida sus futuros en Estados Unidos.

En investigaciones señaladas por un informe elaborado por el Centro de Información y Acceso de Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad de Syracuse, indican que las últimas estadísticas disponibles de los tribunales de inmigración revelaron que a partir del primero de febrero aún se encontraban recuperándose del cierre parcial”.

Sin embargo, se dice que “es demasiado pronto para conocer de manera precisa cuanto fue el retraso o que tiempo más demorarán los tribunales antes de que las audiencias canceladas puedan ser reprogramadas”.

Esta inevitable decisión de Donald Trump fue basada porque el Legislativo no le aprobó los $5.700 millones que solicitaba para la construcción del muro, obviamente esta fue una de las principales promesas en su campaña electoral.

Registros de datos

El Centro de Información y Acceso de Registros Transaccionales señala que según datos existen entre 80.051 y 94.115, audiencias pudieron haber sido anuladas durante el cierre parcial.

Durante los primeros días de enero Univisión Noticias anunció que el cierre había perjudicado a más de 42.000 casos. Y que, de continuar así, incrementaría el número de personas afectadas.

Exceso de renuncias

Luego de la anulación de casos originado por el cierre y la aglomeración de más de 800.000 expedientes, se aproxima una grandiosa cantidad de renuncias de jueces y personas de los tribunales de inmigración a causa de la política migratoria de tolerancia cero de Trump.

Se ha estado anunciando que se trata de un tsunami de retiros como consecuencia de la progresiva presión producida por los jueces”, explicó Marks a Univisión Noticias.

Abogado han acotado que la salida de jueces y personal de las cortes de inmigración empezó a elevarse a mediados del año pasado, cuando el ex fiscal general Sessions asignó un sistema de cuotas y retiró a los jueces el poder de no pagar los casos de exilio de extranjeros que no representan un peligro para la seguridad pública o nacional de Estados Unidos.

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración, indicó que el Congreso abonó más dinero para invertir en los Tribunales de inmigración.

Sin embargo, el gobierno de Donald Trump está disminuyendo su función con asignaciones numéricas sin precedentes y exigen a los jueces que agilicen los casos para proteger sus puestos de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *